Seguridad privada: 50% de empresas, irregulares

En el sexenio de Calderón, la industria de la seguridad privada se expandió entre el 10 y el 15 por ciento cada año mientras que el conjunto de la economía aumentó alrededor del 2 por ciento. Sin embargo, la proliferación de firmas y servicios no derivó en mayores garantías para la seguridad física de familias y empresas, ni de sus bienes y valores: de los 6 mil 600 prestadores de servicios de seguridad privada, apenas el 50 por ciento cuenta con autorizaciones gubernamentales y sólo el 3 por ciento, con certificados de calidad. Ahora el reto es depurar la oferta, coinciden empresarios consultados

Captura de pantalla 2013-07-11 a la(s) 12.32.37

 

En México 3 mil 356 empresas privadas están autorizadas para prestar servicios de seguridad. De ellas, 557 recibieron sus respectivos permisos durante 2012, el último año de gobierno de Felipe Calderón.

 

De acuerdo con el informe Memoria documental. Creación y actualización del padrón único de empresas de seguridad privada –elaborado por la Secretaría de Seguridad Pública federal al final del sexenio pasado, y del cual Contralínea posee copia–, actualmente 1 mil 90 empresas de seguridad privada cuentan con autorización federal para ofrecer sus servicios en dos o más entidades de la República Mexicana. Las otras 2 mil 266 sólo cuentan con las autorizaciones de gobiernos estatales.

 

Sin embargo, un reporte del Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial señala que en el mercado son alrededor de 6 mil 600 compañías las que ofrecen sus servicios en alguno de los aspectos de la seguridad privada: custodia y traslado de personas, bienes y valores; instalación de sistemas de alarmas; monitoreo electrónico; seguridad informática o blindajes.

 

Así, según la empresa privada, sólo alrededor del 50 por ciento de las compañías del sector cuentan con autorizaciones expedidas por el gobierno federal o por las administraciones estatales. Además, apenas 200 –el 3 por ciento del total– están certificadas con el ISO-9000 o con evaluaciones especializadas, “lo que representa un grave riesgo para la seguridad de los mexicanos”.

 

Entrevistados al respecto, representantes de las organizaciones empresariales líderes en el sector de la seguridad privada coinciden en que los altos índices de crecimiento registrados durante el sexenio pasado no fueron uniformes, y que para la industria fue lesiva la súbita proliferación de espontáneos que, sin los permisos correspondientes, se pusieron a ofrecer servicios de seguridad privada en todas sus vertientes.

 

También aseguran que es falsa la idea generalizada de que entre más violencia e inseguridad padece una sociedad, más beneficios registran los empresarios dedicados al sector de la seguridad privada.

 

“Somos empresarios: lo que queremos es un entorno armónico para hacer negocios; a todos nos conviene que bajen los índices de inseguridad”, dice al respecto el presidente de la Asociación Mexicana de Seguridad Privada, Información, Rastreo e Inteligencia, AC (Amsiria), Alberto Rivera Armendáriz.

 

 

Fuente: contralinea Periodismo de investigación

Lo viste en www.seguridadprivada.com

No Comments Yet.

leave a comment

  • Facebook