Cerró 2013 con incremento del 17.5% en servicios de seguridad privada: AMESP

0 Submitted by on Mar, 25 febrero 2014, 22:52

Tal como se había estimado, el sector de la seguridad intramuros registró un incremento del 17.5% al cierre de 2013

Guardias intramuros, escoltas y equipos de CCTV, accesos y alarmas, los principales rubros requeridos para la autoprotección.

Unidades habitacionales, centros comerciales, aeropuertos, escuelas, fábricas, oficinas y transporte carretero, los nichos más vigilados.

Custodia de personas y mercancías en tránsito, aumentó en zonas donde la delincuencia ha tenido una importante connotación como Michoacán, Estado de México, Jalisco y Nuevo León.

Por ser medidas de autoprotección ante el constante incremento de la delincuencia en el país, aunado a la accesibilidad de precios, al cierre del 2013 el sector de la seguridad privada registró un incremento del 17.5%, principalmente en servicios de guardias privados, escoltas (para menores de edad principalmente) y custodias de mercancías en tránsito, así como equipos para todo tipo de industrias como circuito cerrado de televisión, detectores y supresores de incendios, control de acceso y alarmas residenciales.

Mario Espinosa Boulogne, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP), reiteró que el sector mostró durante todo el año una tendencia a la alza. El primer semestre de 2013 registró un incremento del 14%, mientras que la segunda mitad del año concluyó con el 17.5%.
“En 2012 los principales contratantes de los servicios de protección privada fueron unidades habitacionales, centros comerciales, aeropuertos, escuelas, fábricas, oficinas y empresas transportistas para guardias intramuros, escoltas y custodios de mercancías. Caso muy especial para nuestra industria fue el aumento en la venta de soluciones de seguridad electrónica como CCTV, alarmas, control de acceso y GPS”, mencionó el directivo.

De acuerdo con Mario Espinosa, para la AMESP los servicios más solicitados en 2013 fueron guardias intramuros para control de acceso, escoltas para protección ejecutiva (empresarios e hijos), consultoría para análisis de riesgos, así como venta, instalación y mantenimiento de productos de seguridad electrónica para industria y uso particular.

Puntualizó que dicho incremento se debe en parte a que en diciembre de 2013 se llevaron a cabo varias licitaciones de seguridad para grandes establecimientos comerciales, puesto que los contratos por lo general son a un año. Ese movimiento de cambios llevó a un aumento significativo al de la demanda esperada.
Tener presencia de elementos de seguridad ha sido el detonante para coadyuvar a la reducción de los índices de siniestralidad en diversos puntos comerciales o habitacionales, y esa es precisamente la función del guardia de seguridad. “Cuando alguien va a cometer un delito al ver al hombre de la seguridad se inhibe. La seguridad que se garantiza es al interior del inmueble, pero incluso hasta en la vía pública ha funcionado. Ante un delito, el guardia está capacitado y en condiciones de contener y llamar a la policía para que actúe”, afirmó el directivo. Espinosa Boulogne destacó que los precios por los servicios varían de una empresa a otra. “Tiene que ver con las condiciones laborales de los empleados y con las características en que
las que funcionan ciertas compañías consideradas irregulares, muchas ni siquiera tienen oficinas
u operan en un domicilio particular, obviamente sus precios son más baratos y eso nos deja
fuera de competencia a las firmas profesionales. Esta tendencia va en aumento, sobre todo
porque el cliente busca más el precio bajo antes que la calidad, seriedad y respaldo de su
servicio contratado”, agregó.
Piratas del asfalto
Respecto al tema de custodia de mercancías en tránsito, Marcos Ossio Rangel, vicepresidente
de la AMESP, afirmó que las empresas especializadas en este tenor, reportaron que en
comparación con 2012, registraron un incremento a nivel nacional del 17.2%.
Durante el primer trimestre de 2013 confirmó un descenso de 30% en el robo a vehículos de
carga. De acuerdo a estadísticas de la AMESP y de otras organizaciones vinculadas a la
seguridad del transporte y localización satelital, el Estado de México, Distrito Federal, Jalisco,
Nuevo León, Morelos, Michoacán, Morelos y Veracruz, son las entidades federativas donde se
cometen más atracos a vehículos en carreteras.
Según reportes de empresarios del transporte de carga y empresas proveedoras de
geolocalización, la inseguridad de nuestro país ha provocado pérdidas que se calculan en unos
30 mil millones de pesos por el robo en carreteras (autos, camionetas, autobuses y camiones), a
establecimientos y camiones; asimismo, en los últimos tres años cerca de 3 millones de
vehículos han resultado afectados.
Ossio Rangel, especialista en el tema de custodia de mercancías en tránsito, declaró que las
bandas dedicadas al robo de transporte, interceptan, bloquean o montan retenes falsos, incluso
utilizan patrullas “clonadas” para cometer el delito. “En México, un promedio del 10% de los
vehículos que transita por carreteras ferales es víctima de este flagelo. Además de las pérdidas
para el sector transportista, la protección de su patrimonio representa un incremento del 40% en
costos de logística”, aseveró el directivo.

Lo viste en www.seguridadprivada.com
Captura de pantalla 2014-02-25 a la(s) 16.51.45

Written by

No Comments Yet.

leave a comment

  • Facebook